miércoles, 1 de julio de 2015

¿QUÉ EVALUAMOS? ¿CÓMO EVALUAMOS?



   El término evaluación abarca diferentes acepciones. En nuestro caso, lo abordaremos desde el punto de vista de la medición de resultados obtenidos como medida necesaria para decidir futuras acciones.
   En mi trabajo docente, suelo realizar dos evaluaciones, a titulo individual:
  1. De los progresos de mi alumnado.
  2. De la eficacia de la metodología aplicada.
   Y una evaluación colectiva, que pretende obtener una visión de conjunto del centro escolar, junto con el resto del Claustro, para reflexionar y proponer medidas que contribuyan a la mejora del mismo.

   No he sido nunca partidario de los exámenes, controles o cualquier otra denominación con la que se pretenda titular una actividad consistente en preguntar datos a un alumno, pedirle que redacte un texto contestando a una pregunta, cumplimente una prueba de verdadero-falso, o actividades similares.

   Quizás mi trabajo (enseñanza del idioma inglés) se ha prestado más a otro tipo de evaluaciones. La principal estrategia de evaluación utilizada, trata de responder a una pregunta muy simple: 
¿Se comunica efectivamente?
   
      Las actividades en clase han consistido fundamentalmente en preparar "dramatizaciones" de situaciones reales de comunicación para grabarlas en vídeo y visualizarlas posteriormente.
   La visualización, por parte del grupo y de mi, es el vehículo de la evaluación. Al principio de curso, se elige delegado/a y subdelegado/a de grupo. Estos eligen equipos de 4 personas, con portavocía y secretaría rotatoria (cada mes).
   Cada trimestre se designa a uno de los equipos como evaluador de los restantes, mediante votación secreta del grupo y mi Vº Bº .
   Las Unidades Didácticas se centran en un tema concreto cada quincena, lo que proporciona 8 sesiones de 45 minutos. En la primera semana, se elige el vocabulario necesario y se practican algunas estructuras que puedan ser de utilidad. Los grupos practican en sus ratos de ocio, bien durante el recreo o en sus casas. Durante la segunda semana, presentan su "dramatización" al resto de grupos, que sugiere cambios y/o correcciones y, finalmente, el equipo evaluador califica el trabajo.
   Para mi trabajo de evaluación, dispongo de una escala de observación, formada por una columna con la nómina de estudiantes y varias columnas laterales dedicadas a cada uno de los temas de observación: comprensión/expresión oral - comprensión/expresión escrita - lectura - lenguaje corporal - etc ... en las que califico con Mal-Aceptable-Bien. 
   También uso las escalas para las competencias clave comunes a todo el profesorado, que tiene el mismo formato. 

   Cada final de trimestre, se informa a las familias y se aprovecha para realizar una puesta en común del equipo docente en la que se debaten propuestas de mejora, a la vista de los resultados obtenidos.
   Esto análisis y las propuestas se pasan al Equipo de Ciclo, para que su Coordinador lo aporte, en la sesión del Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica del centro, para la elaboración del informe trimestral que realiza el Claustro.
   Como puede verse, aunque a nivel individual interviene el alumnado conmigo a la hora de evaluar, a nivel general, sólo evalúa el profesorado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario