sábado, 10 de octubre de 2015

PRIMER RETO ROBÓTICO




   Inscrito en el MOOC del INTEF titulado "Cómo introducir la programación  y la robótica educativa en todas las materias", finalizo la primera unidad con el primer reto. Nada menos que construir un robot. El reto se realiza a 4 niveles de competencia. Dada mi nula formación robótica elijo la mas baja: Noobot. El reto es hacer un robot ... de papel. Suspiro aliviado.
   
   Después de navegar un rato por los sitios recomendados en el curso , aterrizo en http://www.instructables.com/y, despues de bichear un rato, me decido por Paperbot http://www.instructables.com/id/Paperbot-Paper-Robot-to-Print-Out-and-Make/?ALLSTEPS 

   Imprimo el archivo PDF y me pongo a recortar las piezas. Mientras lo hago, me vienen a la cabeza imágenes de la Escuela de Magisterio cuando yo estudiaba allí. Concretamente de la clase de "Trabajos Manuales", una de las asignaturas del Plan de Estudios de 1950, a cuya última promoción pertenecía mi grupo.

   Recuerdo que, entonces, la plastilina era algo novedoso y uno de los trabajos que había que presentar para la evaluación del primer trimestre era un mapa, "interactivo", diríamos hoy. Entonces no conocíamos esa palabra. Consistía en pegar un mapa, en mi caso de España, sobre un panel fino de madera y agujerar en el lugar de cada capital de provincia. Al lado del mapa, se colocaba la lista de las capitales de provincia. Un remache tapaba los agujeros, tanto del mapa como de la lista. Por detrás, se unía los remaches correspondientes con un cable. Una pila y un timbre cerraban el circuito, que sonaba si acertabas.

   
 Vuelto a la realidad, termino de recortar las piezas y, mientras voy fileteando (operación típica de la marroquinería de la zona, que consiste en doblar los filos para pegarlos ) para armar el muñeco, empiezo a comparar la formación recibida en aquella y el papel del maestro en la actualidad. Bueno, debería decir de la maestra, porque en esta profesión se está compensando el desequilibrio de genero que se produce en otras.

 Me doy cuenta de que mi habilidad manual ha mermado y pienso que no es sólo por la edad sino por la falta de práctica. Es un punto a considerar. Me apunto la idea para reflexionar sobre ella. ¿Es bueno mantener una habilidad manual aceptable hoy en día? ¿o ya nos apañamos con sustituir una pieza dañada por otra nueva?

Bueno, para finalizar esta entrada, tengo que decir que aunque he bautizado a este robot como Minicurri en honor al apelativo cariñoso con el que llamo a mi nieta, me voy a pasar por Carrefour y le voy a comprar un robot de juguete para que practique ahora, que acaba de empezar segundo ciclo de Educación Infantil. 
Y si la seño me "ficha" como abuelo colaborador, ya tengo tema para lucirme.














No hay comentarios:

Publicar un comentario