sábado, 10 de octubre de 2015

UTILIZAR LA ROBÓTICA EN EL AULA





   En primer lugar, seamos humildes y sinceros y reconozcamos que no somos tan "dueños" de la puerta de nuestra clase como nos dicen en numerosas ocasiones. A veces, actuaremos como profetas y tendremos que convencer a Administración, padres, alumnado, y sociedad, en general, de la bondad de nuestro planteamiento y, en el extremo opuesto, nos veremos abocados a introducir cambios, casi a la fuerza.

   En cualquier caso, la robótica no está llamando a la puerta de nuestras aulas. Entra y sale como Pedro por su casa, acompañando a cada niño/a, a cada padre/madre o a cada compañero/a. Hace mucho tiempo existía una asignatura llamada "trabajos manuales". Eso es, hoy en día, la robótica.

   En la cocina de mi casa, hay un fregadero de dos senos y un lavavajillas, un horno convencional, debajo de la cocina, que tiene dos quemadores de butano y otros dos de vitrocerámica y justo al lado, en una torre se apilan un frigorífico y un microondas.

   Algo parecido esta ocurriendo en el cole. Unos prefieren el fregadero y otros el lavavajillas. Los primeros son más baratos y más sanos. Los segundos son más cómodos y, posiblemente, frieguen mejor, aunque contaminan mas, encima. Y cuando se va la luz ¿que?
   
   Lo mismo podríamos decir de los quemadores de butano/vitrocerámica, de los termos de butano/electricidad. Sin embargo, nadie cuestiona ya el frigorífico ni la lavadora.

   En el cole pasa lo mismo. Ya nadie cuestiona, prácticamente, el uso de la tecnología, sin apellidos. Ahora hay que empezar a pensar en otra cosa también.

   Ya estamos en la cocina. ¿Que hacemos de comer?






No hay comentarios:

Publicar un comentario